Así se vivió 3


Regresemos a la embarcación, donde después de la cena hubo tiempo para el baile, entonces algunos hicieron gala de sus dotes de danzantes, fue un momento de mucha diversión, unos brindaban otros filmaban o sacaban selfies con sus nuevos amigos. Definitivamente un ambiente único.


Algunas compañías ya han participado varios años y han elegido al MarketPlace de las Américas, como una herramienta importante para hacer negocios. Para quienes fue su primera vez, quedaron sorprendidos, calificándolo como algo diferente y, como en un Mundial de fútbol, esperando la próxima edición, especial por ser la Décima, para hacer negocios y para hacer amigos.


El crucero se acercaba nuevamente al muelle y muchos empezaban a sentir nostalgia, pues se estaba acabando un momento que además de haber brindado la oportunidad de ampliar posibilidades de negocios, ha construido grandes amistades. Por eso Marketplace de las Américas es diferente, porque ofrece la oportunidad no sólo de hacer negocios, sino de estrechar lazos entre naciones, entre empresas, entre personas.


Al día siguiente, mientras hacían el checkout en recepción, con grandes maletas y la tranquilidad en su rostro de haber finalizado con éxito, quienes se encontraron allí se despidieron, esperando verse el próximo año. Otros buscaban a alguien en especial para saludar y desearle suerte. MarketPlace de las Américas es más que hacer negocios, es generar lazos que perdurarán y emociones inolvidables ¿Te lo vas a perder?